Contra la Pobreza

                  


  
No se trata de "derramar" dinero ajeno ni de alimentar la "lucha de clases". No se trata tampoco de inventar una "nueva alianza internacional" como las que ya han fracasado en esta lucha contra la pobreza. El tema es mucho más simple de lo que parece.

 

Cada asalariado en condiciones naturales, sin la negativa influencia de los actuales sistemas económico sociales puede fácilmente producir un 50% más que lo que consume.

 
Pero hoy, la mitad de los asalariados produce sólo un 10% por encima de lo que consume, y el resto consume más que lo que produce.
La mitad de los asalariados trabaja como animal, y la otra mitad vive de los demás, más indignamente que un animal.

 
Imaginen que uno de los dos caballos que deben tirar un carro, se sube al carro.
El secreto de la lucha contra la pobreza entonces está en despertar la actitud de los asalariados, que es su natural incentivo a la acción y que hoy está en letargo.

El problema de fondo se resuelve con una medida movilizadora, que generará más excedentes, más recaudación y que acabará con los conflictos gremiales, con el desempleo y con la pobreza, y la consecuente inseguridad.
Para que ese caballo que hace doble esfuerzo respire, y para que el otro se dignifique volviendo a tirar del carro, hay un proyecto de ley que se puede impulsar y que acabaría con la pobreza en pocos meses.
Se trata de pagarle a los asalariados por lo que hacen y no por lo que necesitan.

 

Todos sabemos que en cualquier negociación salarial, esas son las dos opciones (de máxima y de mínima respectivamente).
Jamás Estado alguno garantizó la justicia en esa negociación. Entonces los asalariados sucumben siempre y por eso pierden sus incentivos naturales a la acción.

Se transforman en personas en letargo, con frustración, ansiedad, desánimo, depresión, adicciones y una autoexclusión de la comunidad que los hace poco productivos y violentos.
Para que no haya más conflictos gremiales y que las empresas sean más rentables, una determinada parte de lo que los patrones tributaron como impuesto al beneficio empresario debe ser prorrateada entre el personal propio y de terceros de esa empresa.
Es el Estado entonces quien debe pagar esos movilizadores aumentos por productividad que el patrón jamás sostuvo en el tiempo debido a su privilegiada posición.

 
Hay un modelo matemático que muestra la influencia que estas nuevas relaciones laborales tendrá en la economía y nos dice que las inversiones cuadruplicarán su rentabilidad y que los asalariados duplicarán su capacidad adquisitiva.
Cualquier millón de dólares invertido en producción rendirá 250.000 dólares por año, cuando hoy sólo rinde 60.000 dólares al año
Y todos los asalariados percibirán el doble de lo que perciben actualmente, beneficio éste que no se diluirá con el tiempo como siempre, sino que por el contrario, mejorará. Los asalariados serán prósperos por primera vez en la historia. Se les pagará por lo que hagan y no por lo que necesiten.
Habrá estabilidad económica y previsibilidad total, y los indicadores irán en constante crecimiento.
Cuando todas las inversiones productivas sean más rentables, se acabarán la desocupación y la pobreza.

       
Lean por favor los detalles en nuestro sitio web, y ayuden a difundir este Proyecto que es lo más efectivo para terminar con el problema del corporativismo en la economía, que es la causa de la pobreza.
Nuestro Proyecto no colisiona con ninguna ideología sino que las potencia a todas.

 

 

www.proyectoactitud.com

 

 

 



 

                  

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

©2005-2008  Proyecto Actitud

Diseño web Sitios

www.proyectoactitud.com

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

Páginas vistas

desde el 3/9/05