Sinergia



Hoy es posible conocer exactamente el valor del trabajo de cada uno mediante una especie de transvalímetro.
Y también es posible conocer el valor del "trabajo" del capital.
Sería algo comparable a la brújula para los navegantes medievales.

Para salir de esta tormenta, hay que usar ese instrumento, o navegaremos sin rumbo hasta el fin.

Tenemos que hacer conocer ese instrumento a todos los que vamos en el barco, de manera que una vez evaluado pueda ser utilizado para bien de todos.

El instrumento se vale de las siguientes premisas para determinar el valor del trabajo de ambos generadores de excedentes:

1- Producción de equilibrio
Un emprendimiento que no logra ganancias pero que tampoco sufre pérdidas, consigue pagar exactamente los costos, que son tres:

 

  • materias primas

  • sueldos del personal propio y de terceros, y

  • "sueldo" del capital.


2- Producción de excedentes
Pero si el mismo capital y el mismo personal de la empresa lograsen producir, por ejemplo, el doble, el emprendedor facturaría el doble, y entonces podría pagar el doble de materias primas (como necesitará) pero además generaría excedentes iguales al doble de los costos del personal y del capital.
Estos dos últimos montos excedentes son "la ganancia de la empresa". No sólo de su dueño.
Entonces, si el capital y el personal produjeron el doble, deviene justo que cobren el doble de lo que les costó producir la producción de equilibrio, es decir el doble de sus propios costos.
Cuando la empresa logra ganancias, éstas corresponden a un rendimiento mayor que lo esperado, tanto para el capital, como para el personal.

3- Rendimiento conjunto
Y aquí está lo interesante: El plus de rendimiento es entonces el mismo para ambos congéneres. Es decir que los beneficios empresarios deben adjudicarse proporcionalmente a la potencialidad de ambos, la cual, a su vez, está determinada por sus costos.

El cálculo consiste entonces en relacionar las remuneraciones y accesorios pagados a todo el personal propio y de terceros, respecto de un total que incluye a éstas y además a los intereses, amortizaciones, mantenimiento, seguros e impuestos inherentes al capital inmovilizado, que percibe mensualmente el dueño del emprendimiento.

Sabiendo que ésa es la relación de potencialidades, podemos relacionar el beneficio respecto de los costos total de la empresa (capital y personal), y de allí surge una alícuota asimilable a la del Impuesto al Beneficio Empresario, pero interna, distinta, especial para cada empresa y menor que la actual.

Ese porcentaje es el plus que hay que pagar sobre las remuneraciones.

Pero además, el Estado debe resignar su "participación" en los beneficios empresarios (35%), porque si no, se distorsionan los efectos deseados.

Utilice la sinergia y cargue en él los datos de cualquier empresa. Podrá conocer entonces cuánto se le debe al personal, y quién está quedándose con su dinero.

 

 

Hoy es posible conocer exactamente el valor del trabajo de cada uno mediante una especie de transvalímetro.
Y también es posible conocer el valor del "trabajo" del capital.
Sería algo comparable a la brújula para los navegantes medievales.
Para salir de esta tormenta, hay que usar ese instrumento, o navegaremos sin rumbo hasta el fin.

Tenemos que hacer conocer ese instrumento a todos los que vamos en el barco, de manera que una vez evaluado pueda ser utilizado para bien de todos.


El instrumento se vale de las siguientes premisas para determinar el valor del trabajo de ambos generadores de excedentes:

1- Producción de equilibrio
Un emprendimiento que no logra ganancias pero que tampoco sufre pérdidas, consigue pagar exactamente los costos, que son tres:

  • materias primas

  • sueldos del personal propio y de terceros, y

  • "sueldo" del capital.


2- Producción de excedentes
Pero si el mismo capital y el mismo personal de la empresa lograsen producir, por ejemplo, el doble, el emprendedor facturaría el doble, y entonces podría pagar el doble de materias primas (como necesitará) pero además generaría excedentes iguales al doble de los costos del personal y del capital.

Estos dos últimos montos excedentes son "la ganancia de la empresa". No sólo de su dueño.
Entonces, si el capital y el personal produjeron el doble, deviene justo que cobren el doble de lo que les costó producir la producción de equilibrio, es decir el doble de sus propios costos.
Cuando la empresa logra ganancias, éstas corresponden a un rendimiento mayor que lo esperado, tanto para el capital, como para el personal.

3- Rendimiento conjunto
Y aquí está lo interesante: El plus de rendimiento es entonces el mismo para ambos congéneres. Es decir que los beneficios empresarios deben adjudicarse proporcionalmente a la potencialidad de ambos, la cual, a su vez, está determinada por sus costos.

El cálculo consiste entonces en relacionar las remuneraciones y accesorios pagados a todo el personal propio y de terceros, respecto de un total que incluye a éstas y además a los intereses, amortizaciones, mantenimiento, seguros e impuestos inherentes al capital inmovilizado, que percibe mensualmente el dueño del emprendimiento.
Sabiendo que ésa es la relación de potencialidades, podemos relacionar el beneficio respecto de los costos totales de la empresa (capital y personal), y de allí surge una alícuota asimilable a la del Impuesto al Beneficio Empresario, pero interna, distinta, especial para cada empresa y menor que la actual.

Ese porcentaje es el plus que hay que pagar sobre las remuneraciones.
Pero además, el Estado debe resignar su "participación" en los beneficios empresarios (35%), porque de lo contrario, se distorsionan los efectos deseados.


Utilice la
sinergia  y cargue en él los datos de cualquier empresa. Podrá conocer entonces cuánto se le debe al personal, y quién está quedándose con su dinero. A continuación exponemos a modo de ejemplo el caso de una gran cadena de supermercados de la patagonia argentina.

Si usted desea puede bajar la sinergia desde el siguiente sitio web:
http://www.proyectoactitud.com/sinergia.xls

Se puede completar con los datos de cualquier empresa, y conocer así cómo le impactaría este nuevo sistema.
Aparecerán las planillas que se muestran a continuación, pero en blanco.
En pocos minutos se puede tener una aceptable aproximación.

 

 

 

www.proyectoactitud.com

                

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

©2005-2009  Proyecto Actitud

Diseño web Sitios

www.proyectoactitud.com

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

Páginas vistas

desde el 3/9/05